Con la competencia de los pioneros

Con nosotros usted está preparado en forma óptima para el futuro.

Gestión de calidad de KISTERS

Certificación según las normas ISO 9001:2000

Desde febrero de 2002, el área empresarial de informática medioambiental de las casas de KISTERS AG posee un sistema certificado de Gestión de Calidad. De esta forma, tanto la sede principal de KISTERS en Aquisgrán, como las sedes en Duisburg, Oldenburg y Múnich cuentan igualmente con la certificación, según las normas internacionales ISO 9001:2000.

Para KISTERS, sin embargo, la calidad de procesos y de sus productos son bien conocidos: Ya desde el año 1995, el desarrollo de software de los productos de KISTERS se orienta por el modelo V, cumpliendo así con las normas de estándar de desarrollo para los sistemas de TI del país. Los sistemas de TI, que han sido desarrollados de acuerdo con los estándares del modelo V, garantizan la totalidad del proceso técnico del desarrollo de software, en conformidad con las exigencias de la norma ISO 9001.

CMMI y el proceso clave del desarrollo de software

Desde principios del año 2003, el proceso clave del desarrollo de software se está ampliando y adaptando sistemáticamente a los requisitos constantes de la integración de modelos de madurez de capacidades (CMMI - Capability Maturity Model Integration), la norma del Instituto de Ingeniería de Software (SEI) de Estados Unidos.

CMMI describe muy detalladamente qué prácticas y procesos son requeridos para lograr un desarrollo cualitativo y profesional de software. El modelo supera en algunos de los puntos las exigencias de la norma ISO 9001 e incluso las del modelo V, no obstante, se está en la expectativa de que, al igual que según la norma ISO 9001, se siga en una evolución de calidad continua respecto a los procesos y resultados de trabajo de la empresa.

Superación permanente y desarrollo continuo<

La funcionalidad y la eficacia del Sistema de Gestión de Calidad es controlada periódicamente por una revisión interna de los sistemas, procesos y productos.

A través de estas revisiones efectuadas, los resultados se incorporan en el circuito de control de la Dirección. Además de los resultados de dichas revisiones, son compilados y compactados los resultados de las encuestas a los clientes, los indicadores de la gestión de riesgos y otros resultados empresariales, según corresponda. Entre las tareas de la alta dirección está la evaluación periódica los resultados, introducir medidas de mejoramiento y definir nuevas metas cualitativas que aseguren la constante superación del proceso empresarial.